Suscríbete a nuestra lista de correos para estar al tanto de nuestras últimas novedades y promociones. Obtén un descuento del 10% en tu primera compra ¡Suscríbete ahora!

"El Aceite de Oliva, el elixir del sabor y la salud"

Introducción:

El aceite de oliva virgen es un tesoro culinario y un aliado para la salud. Desde sus antiguos orígenes en el Mediterráneo hasta su producción y sus múltiples beneficios, este preciado líquido ha cautivado los paladares y ha sido apreciado por sus propiedades nutricionales. En este artículo, exploraremos su fascinante historia, su proceso de elaboración y sus notables propiedades para la salud.


Origen del Aceite de Oliva Virgen

Un Legado Mediterráneo

El aceite de oliva virgen tiene sus raíces en la antigua civilización mediterránea. Los olivos (Olea europaea) han sido cultivados en la región durante miles de años, y su aceite ha sido un pilar en la cocina y la cultura de países como Grecia, Italia y España. Estas tierras bañadas por el sol, con su clima favorable y su suelo fértil, han sido el hogar perfecto para el crecimiento de los olivos y la producción de este líquido dorado.

El cultivo de olivos y la producción de aceite de oliva se remontan a tiempos ancestrales en el Mediterráneo. Se cree que los primeros olivos fueron domesticados en la antigua Mesopotamia alrededor del año 6000 a.C., y desde allí se extendieron a través de la región mediterránea.

Grecia, cuna de la civilización occidental, desempeñó un papel fundamental en la historia del aceite de oliva virgen. Los antiguos griegos no solo utilizaban el aceite de oliva en su cocina, sino que también lo consideraban sagrado y lo usaban en ceremonias religiosas. Además, valoraban sus propiedades cosméticas y lo empleaban en la elaboración de ungüentos y productos para el cuidado del cuerpo.

La cultura romana también tuvo una estrecha relación con el aceite de oliva. Durante el Imperio Romano, se establecieron grandes plantaciones de olivos y se mejoraron las técnicas de cultivo y producción de aceite. Los romanos apreciaban su sabor y utilizaban el aceite de oliva en diversas preparaciones culinarias, así como en ungüentos medicinales y productos para el cuidado personal.

En Italia, el aceite de oliva virgen ha sido un componente esencial de la cocina mediterránea desde tiempos remotos. Las distintas regiones italianas han desarrollado variedades de olivas únicas y técnicas de producción específicas que han dado lugar a una amplia diversidad de aceites de oliva virgen con características organolépticas distintivas.

España, uno de los principales productores de aceite de oliva virgen del mundo, también tiene una rica tradición en la producción de este líquido dorado. El clima mediterráneo y la variedad de suelos permiten el cultivo de olivos en diferentes regiones de España, lo que da lugar a una amplia gama de aceites con perfiles de sabor únicos.

En la actualidad, el aceite de oliva virgen sigue siendo una parte integral de la cultura y la cocina mediterránea. Su legado perdura en cada botella y en cada cucharada utilizada en la cocina. Su sabor distintivo y sus beneficios para la salud continúan siendo apreciados en todo el mundo, convirtiéndolo en un tesoro culinario y un símbolo de la herencia mediterránea.


El cultivo en Galicia:

El legado romano en Galicia: el olivo y su llegada durante la romanización de la Península Ibérica en el siglo I. En esa época, conocida como Gallaecia, los romanos se maravillaron al encontrar un clima perfecto para el cultivo de la preciada aceituna. Este fruto era fundamental en la vida romana, ya que no solo lo utilizaban en su gastronomía, sino también como combustible y como base para la elaboración de diversos ungüentos.

el valle de As Ermitas, en Terras do Bolo. Estos majestuosos olivares son auténticos monumentos naturales que han sido custodios de siglos de tradición, produciendo uno de los aceites de oliva más exquisitos del país. Imponentes y arraigados en las escarpadas laderas del valle del Bibei, los olivos autóctonos de las variedades Brava y Mansa gallegas dan vida a un aceite de oliva de calidad suprema.

El cultivo de la aceituna en As Ermitas es un testimonio de la valentía de los agricultores que trabajan en las ásperas orillas del río Bibei. Aquí se obtiene un aceite de oliva de máxima calidad, extraído de las variedades autóctonas Brava y Mansa gallegas, en armonía con la naturaleza y siguiendo prácticas ecológicas y sostenibles.

A Estrada. El clima privilegiado de la comarca de Tabeirós ha despertado la pasión de los productores locales, quienes se han sumado al cultivo del olivo y están logrando resultados asombrosos.

Desde 2013, se han plantado alrededor de cuarenta mil olivos como parte de un ambicioso proyecto de recuperación de la tradición oleícola impulsado por las autoridades de A Estrada. Ante el rotundo éxito alcanzado por estas marcas establecidas, es muy probable que en los próximos años veamos una expansión aún mayor de los campos de olivos en el territorio de A Estrada.

Quiroga, en la Ribeira Sacra, al sur de la provincia de Lugo, se respira la tradición milenaria en la producción de aceite de oliva en Galicia. Aquí, entre las riberas del Sil, se encuentran los venerables olivos que han perdurado a lo largo de los siglos, testigos vivientes de la época romana cuando el cultivo de la aceituna echó raíces en esta tierra fértil.

El clima de Quiroga y sus alrededores es un paraíso para el olivo, donde las variedades autóctonas como la Brava y la Mansa gallegas han sido recientemente reconocidas por el prestigioso CSIC, reafirmando la tradición oleícola de la región.

En los alrededores de Quiroga, se alzan molinos de aceite que combinan la tradición ancestral con técnicas modernas, dando vida a cerca de 40.000 litros de aceite de oliva al año.

La mitad de esta producción encuentra su camino hacia el mercado, mientras que la otra mitad se destina al deleite de los propios habitantes. Los productores de aceite de oliva de Quiroga se esfuerzan por ofrecer un producto de la máxima calidad, capturando los matices únicos de la aceituna autóctona de la zona.

Se está impulsando la creación de una certificación de origen para el aceite de Quiroga, garantizando su procedencia y el proceso de elaboración de este producto excepcional. Además, un estudio de la prestigiosa Universidad de Córdoba ha resaltado que el aceite de Quiroga cumple con los requisitos necesarios en polifenoles para ser considerado un alimento bio-saludable.

O Ribeiro, una tierra donde el arte del vino ha florecido desde tiempos inmemoriales en Galicia. Ubicada en la confluencia de los ríos Miño, Avia, Arnoia y Barbantiño, esta región se ha convertido en un referente en la producción vitivinícola.

Pero eso no es todo, en los últimos años, O Ribeiro ha emergido como una destacada zona productora de aceite de oliva en Galicia. Aquí, el sabor del oro líquido se combina con la exquisitez de sus vinos, creando una experiencia sensorial sin igual.

O Ribeiro es una tierra que rebosa excepcionalidad y merece ser explorada. Aquí, serás recompensado con productos de la más alta calidad: aceite y vino que deleitarán tus sentidos y te llevarán a un viaje único.

Valdeorras, una comarca de Ourense en la que se cultivan algunos de los vinos más excepcionales del mundo. Pero eso no es todo, en los últimos años ha surgido un nuevo tesoro: el cultivo de la aceituna, convirtiéndose en una de las principales zonas productoras de Galicia.

El clima de Valdeorras brinda las condiciones ideales para el cultivo de la aceituna, que se suma de manera perfecta a los tradicionales viñedos de la región. Aquí, los productores de aceite de oliva se destacan por sus pequeñas explotaciones, donde tratan con esmero cada oliva para obtener un aceite de calidad premium.

Variedades de aceitunas autóctonas de Galicia

Las plantas de variedades de olivo autóctono Brava y Mansa se pueden obtener en algunos de los viveros de Galicia, que cuentan con la licencia para su comercialización.

Una vez plantado, el olivo de Brava y Mansa comienza a producir aceituna a partir del quinto año y se encuentra en pleno rendimiento a partir del décimo.

La aceituna «Mansa» Esta variedad es muy apreciada por su sabor suave y delicado, así como por su excelente calidad para la producción de aceite de oliva virgen extra. A continuación, describiré algunas de las características más destacadas de la aceituna gallega «Mansa».

Tamaño y forma: La aceituna «Mansa» es de tamaño mediano a grande, con una forma redondeada u ovalada. Su tamaño suele oscilar entre 13 y 18 gramos por fruto.

Color: Las aceitunas «Mansa» tienen un color verde intenso cuando están maduras, con tonalidades que pueden variar desde el verde claro hasta el verde más oscuro.

Piel: La piel de la aceituna «Mansa» es fina y lisa, lo que facilita su procesamiento para la extracción del aceite de oliva virgen extra.

Pulpa: La pulpa de esta variedad de aceituna es abundante y jugosa. Su textura es suave y presenta un sabor característico, con notas ligeramente dulces y un amargor moderado.

Aroma: El aroma de la aceituna «Mansa» es frutado y fresco, con matices herbáceos y vegetales. Se pueden percibir aromas de hierba recién cortada, hojas verdes y almendra.

Acidez: La aceituna «Mansa» tiene una baja acidez, lo que la convierte en una excelente opción para la producción de aceite de oliva virgen extra de calidad. El bajo nivel de acidez contribuye a su suavidad y equilibrio organoléptico.

Rendimiento graso: Aunque el rendimiento graso puede variar dependiendo de varios factores, en general, la aceituna «Mansa» tiene un buen rendimiento en cuanto a la cantidad de aceite de oliva virgen extra que se obtiene de ella.

La aceituna gallega «Mansa» es muy valorada por su perfil sensorial equilibrado y su capacidad para producir aceite de oliva virgen extra de alta calidad. Su sabor suave y delicado la hace ideal tanto para consumir en crudo, en ensaladas o como acompañamiento de platos, como para la elaboración de salsas y aderezos.

Cabe destacar que la producción de aceite de oliva virgen extra a partir de la aceituna «Mansa» se realiza siguiendo rigurosos estándares de calidad y mediante procesos que preservan todas sus características y propiedades naturales. Esto garantiza un aceite de oliva virgen extra de excelencia, apreciado por los amantes de los sabores suaves y auténticos.

La aceituna «Brava» Se destaca por su sabor intenso y picante, que le otorga carácter y personalidad al aceite de oliva virgen extra producido con ella. A continuación, te presento las principales características de esta aceituna gallega.

Tamaño y forma: La aceituna «Brava» tiene un tamaño mediano y una forma ovalada ligeramente asimétrica, con un peso promedio de 10 a 12 gramos por fruto.

Color: Durante su maduración, las aceitunas «Brava» presentan un color verde intenso. Conforme avanzan en su desarrollo, la piel puede adquirir tonos rojizos o violáceos.

Piel: La piel de esta variedad es gruesa y resistente, lo que le confiere mayor durabilidad durante la recolección y el procesamiento para obtener el aceite de oliva virgen extra.

Pulpa: La pulpa de la aceituna «Brava» es carnosa y consistente. Su sabor es intenso y picante, con notas amargas y astringentes que le aportan personalidad.

Aroma: El aroma de la aceituna «Brava» es potente y frutado, con matices herbáceos y vegetales. Se pueden apreciar fragancias intensas de hierba recién cortada, tomate, alcachofa y hojas verdes.

Acidez: La aceituna «Brava» tiende a presentar una acidez moderada a alta, lo que contribuye a su carácter picante y acentúa su sabor. Esta característica añade complejidad al aceite de oliva virgen extra obtenido de estas aceitunas.

Rendimiento graso: La aceituna «Brava» tiene un rendimiento graso moderado, lo que significa que se obtiene una cantidad adecuada de aceite de oliva virgen extra a partir de ella.

El aceite de oliva virgen extra producido con la variedad «Brava» se destaca por su intensidad de sabor y su capacidad para realzar los platos con sus notas picantes y amargas. Es ideal para aliñar ensaladas, aderezar platos y darles un toque de personalidad.

La producción de aceite de oliva virgen extra a partir de la aceituna «Brava» sigue rigurosos estándares de calidad y se utilizan técnicas que preservan todas sus características y propiedades. Esto garantiza un aceite de oliva virgen extra con un perfil sensorial único y una calidad excepcional.

La aceituna gallega «Brava» es un auténtico tesoro gastronómico de la región de Galicia, que aporta intensidad y pasión a los aceites de oliva virgen extra producidos en esta hermosa zona del noroeste de España.


El oro verde del Bierzo

Uno de los pioneros en el cultivo del olivo en el Bierzo es Víctor Arroyo, propietario de la bodega Castro Bergidum. Inició una pequeña explotación en 2010 y actualmente produce 4.000 litros de aceite de oliva al año. Arroyo destaca la compatibilidad del aceite de oliva y el vino en los canales de comercialización, ambos muy ligados a la gastronomía y al buen comer.

El cultivo del olivo en el Bierzo se adapta bien a las zonas con escasez de agua y ofrece una oportunidad de diversificación para los agricultores de la región. El crecimiento de los olivares en la comarca demuestra el resurgimiento del interés por este cultivo ancestral en el noroeste de la península ibérica.

Variedades que se cultivan en El Bierzo

En el Bierzo se cultivan principalmente dos variedades de aceituna: la variedad autóctona «Manzanilla Berciana» y la variedad «Arbequina». La Manzanilla Berciana es una variedad tradicional de la zona, con frutos de tamaño mediano y forma redondeada. Esta variedad se adapta bien al clima y al suelo del Bierzo, y produce un aceite de oliva con un sabor suave y afrutado.

Por otro lado, la variedad Arbequina es una variedad de origen catalán que también se ha extendido en el Bierzo. Los árboles de Arbequina son más pequeños y compactos, lo que facilita su manejo y cosecha. Los aceites de oliva elaborados con la variedad Arbequina suelen tener un sabor más suave y delicado, con notas de frutas y hierbas.

Estas dos variedades son las más comunes en el Bierzo, pero también se pueden encontrar otras variedades en menor medida, como la Picual y la Hojiblanca. Cada una de estas variedades aporta características distintas al aceite de oliva, lo que permite ofrecer una variedad de perfiles de sabor y aroma para satisfacer los diferentes gustos de los consumidores.


El Proceso de Elaboración

De la Aceituna al Oro Líquido

El proceso de elaboración del aceite de oliva virgen es una maravilla artesanal que requiere cuidado y precisión. Comienza con la cosecha de las olivas en el momento óptimo de madurez. Las olivas son seleccionadas y luego prensadas o trituradas para extraer su jugo, que es la base del aceite. El siguiente paso es la separación de los sólidos (pulpa y hueso) del líquido mediante técnicas de centrifugación o prensado. Finalmente, el aceite se almacena y se envasa en condiciones adecuadas para mantener su calidad.

Una de las claves para obtener un excelente aceite de oliva virgen es la cosecha en el momento adecuado. Las olivas deben ser recolectadas cuando han alcanzado su madurez óptima, lo que generalmente ocurre en el otoño. Durante este período, las olivas adquieren su máximo contenido de aceite y presentan las características organolépticas deseadas.

Una vez que las olivas han sido recolectadas, se llevan a la almazara o molino de aceite para su procesamiento. El primer paso es la limpieza y selección de las olivas, eliminando ramas, hojas y otros elementos no deseados. Luego, las olivas se lavan cuidadosamente para eliminar impurezas superficiales.

Después de la limpieza, las olivas se someten a un proceso de trituración o molienda para romper su estructura celular y liberar el jugo contenido en ellas. Tradicionalmente, se utilizaban grandes piedras de molino para triturar las olivas, pero en la actualidad se emplean molinos de acero inoxidable o martillos trituradores. Esta etapa de trituración debe realizarse de manera cuidadosa para evitar el calentamiento excesivo de las olivas, lo que podría afectar negativamente la calidad del aceite.

Una vez trituradas, las olivas pasan a la fase de prensado o extracción, donde se separa el líquido resultante (mezcla de aceite, agua y pequeñas partículas sólidas) de los sólidos (pulpa y hueso). Este proceso puede llevarse a cabo mediante la técnica de prensado tradicional, donde se aplica presión a la pasta de oliva para extraer el líquido, o mediante la centrifugación, que utiliza la fuerza centrífuga para separar los componentes.

La centrifugación es el método más comúnmente utilizado en la actualidad, ya que permite una extracción más eficiente y controlada del aceite. Consiste en someter la pasta de oliva a fuerzas de rotación en una centrífuga, lo que provoca la separación de las diferentes fases: el aceite, el agua de vegetación y los residuos sólidos. Posteriormente, el aceite se separa del agua y los sólidos mediante decantación o filtración.

Una vez obtenido el aceite de oliva virgen, es necesario almacenarlo y envasarlo adecuadamente para preservar su calidad y propiedades. El aceite se almacena en depósitos de acero inoxidable o recipientes herméticos, protegido de la luz y el calor, para evitar la oxidación y el deterioro. Posteriormente, se envasa en botellas oscuras o latas metálicas que protegen el aceite de la exposición a la luz y garantizan su frescura y sabor.


Propiedades del Aceite de Oliva Virgen

Un Universo de Aromas y Sabores

El aceite de oliva virgen es conocido por su amplia gama de aromas y sabores que varían según la variedad de aceituna, el terreno y el proceso de elaboración. Puede presentar notas frutadas, herbáceas, picantes o amargas, y su intensidad puede ser suave o intensa. Su versatilidad culinaria lo convierte en un elemento imprescindible en la cocina.

Un Tesoro Nutricional

El aceite de oliva virgen es reconocido por sus beneficios para la salud. Es una fuente de grasas monoinsaturadas, que contribuyen a mantener niveles saludables de colesterol y protegen el corazón. Además, contiene antioxidantes y compuestos antiinflamatorios, como los polifenoles, que pueden tener efectos positivos en la prevención de enfermedades crónicas.


Beneficios para la Salud

Protección Cardiovascular

El consumo regular de aceite de oliva virgen se ha asociado con la reducción del riesgo de enfermedades cardiovasculares. Sus grasas saludables y los antioxidantes presentes en el aceite pueden ayudar a disminuir la presión arterial y mejorar la salud del corazón en general.

Beneficios para el Cerebro y el Sistema Nervioso

Los antioxidantes presentes en el aceite de oliva virgen pueden tener efectos protectores en el cerebro y el sistema nervioso. Se ha sugerido que su consumo puede ayudar a prevenir enfermedades neurodegenerativas, como el Alzheimer y el Parkinson.

Propiedades Antiinflamatorias y Anticancerígenas

Los compuestos antiinflamatorios y antioxidantes del aceite de oliva virgen pueden tener efectos beneficiosos en la reducción de la inflamación y en la prevención de ciertos tipos de cáncer, como el cáncer de mama y el cáncer colorrectal.

Conclusión:

El aceite de oliva virgen es un tesoro culinario y una fuente de beneficios para la salud. Su historia milenaria, su proceso de elaboración y sus propiedades nutricionales hacen de él un ingrediente esencial en la cocina mediterránea y más allá. Aprovecha los aromas, sabores y beneficios saludables de este elixir dorado y disfruta de sus virtudes en cada gota.


El Aceite de Oliva Virgen Extra en la Cosmética Natural:

El aceite de oliva virgen extra no solo es apreciado en la cocina, sino que también es un ingrediente destacado en la cosmética natural. Sus propiedades hidratantes, antioxidantes y nutritivas lo convierten en un aliado versátil para el cuidado de la piel, el cabello y más. En este apartado, exploraremos las propiedades beneficiosas del aceite de oliva virgen extra en la cosmética y cómo se puede emplear en diferentes rutinas de cuidado.

Propiedades Hidratantes y Nutritivas

El aceite de oliva virgen extra es rico en ácidos grasos esenciales, como el ácido oleico, que ayuda a hidratar profundamente la piel y el cabello. Su textura suave y emoliente forma una barrera protectora en la superficie de la piel, previniendo la pérdida de humedad y promoviendo una piel suave y flexible. Además, su contenido de vitamina E y polifenoles ayuda a nutrir y revitalizar, proporcionando una apariencia más saludable.


Recomendaciones en Lagareta Goumet

Facebook
Twitter

Pimientos Asados del Bierzo

Pimientos Asados del Bierzo – Descubriendo el Sabor de la Tradición 1. Origen y Trayectoria Histórica. En Ponferrada se empieza a cultivar el pimiento a

Leer más »

Godello, una variedad bien reconocida! El Godello es una variedad de uva blanca originaria de la región noroeste de España, específicamente de la zona de

Leer más »

El Chocolate, el manjar irresistible! En este artículo, hablaremos sobre el cacao, los orígenes del chocolate, el proceso de su elaboración y los diferentes tipos

Leer más »

El Mejillón de Galicia, un tesoro del mar Los Mejillones son uno de los frutos del mar más populares y deliciosos en todo el mundo.

Leer más »

Deja una respuesta

SÍGUENOS EN REDES

ACERCA DE

¡Suscríbete a nuestra lista de correo y consigue un 10% de descuento en tus compras y mucho más!

CONTACTO

Plaza Mayor 7 , 24450 Toreno, León

© 2022 Lagareta Gourmet